dilluns, 16 de novembre de 2009

LES RESTES DE POSIDÒNIA A LES NOSTRES PLATGES

Platja d´en Bossa quedará limpia de posidonia antes del viernes

Los hosteleros de la zona creen que se deberían haber quitado antes las algas, ya que los turistas tienen que aguantar «un hedor insoportable»

Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
La posidonia cubría ayer la arena del principio de la Platja d´en Bossa. MOISÉS COPA
MULTIMEDIA

EIVISSA | RAÚL SÁNCHEZ La parte de la Platja d´en Bossa que está en el municipio de Eivissa quedará limpia «como mínimo al 90 por ciento» de posidonia antes del próximo viernes 1 de mayo, según informaron ayer desde el Consistorio. Hace días que los operarios de Cespa han comenzado la limpieza de la playa, y ayer estaban adecentando la zona que está enfrente del hotel Algarb.
«La retirada es muy rápida, se hace por la noche con una máquina retroexcavadora», explicaron desde el Ayuntamiento, que además de Platja d´en Bossa está limpiando las otras dos playas del municipio, Talamanca y ses Figueretes, para que el 1 de mayo, día del comienzo oficial de la temporada, los turistas puedan disfrutar de unas playas limpias, según informaron desde el Consistorio.
Sin embargo esta limpieza llega algo tarde para algunos empresarios, como Manuel Rodríguez, propietario del restaurante Grill d´en Bossa (conocido como Casa Manolo), que abrió su local a principios de abril. «Los clientes se quejan de que la posidonia produce un olor pestilente y además no pueden disfrutar de la zona de playa que está enfrente del restaurante porque está llena de algas», protesta Rodríguez.

Menos turistas
Casa Manolo fue de los primeros restaurantes de la zona de Platja d´en Bossa perteneciente al municipio de Eivissa que abrió este año sus puertas, aunque Rodríguez explicó ayer que los dueños del hotel Goleta y del Tres Carabelas también creen que hay menos afluencia de turistas porque la playa está sucia.
Además, en esta zona atracan los barcos que hacen excursiones con destino a Formentera, por lo que es un lugar de gran concentración de turistas en la temporada estival.
Aparte de retirar la posidonia el Ayuntamiento ha colocado nuevas barreras y rampas de madera para separar la playa del paseo y para acceder hasta la arena, y también se están instalando boyas para delimitar el área de baño, según pudo comprobar ayer mismo este diario.

Barreras y rampas de madera
El Ayuntamiento de Eivissa ha colocado barreras y rampas de madera en la zona de la playa que corresponde a su municipio, para separar la zona de baño del paseo y para facilitar el acceso de los turistas a la arena.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada